Consejos para organizar un viaje de Luna de Miel

A la hora de elegir un viaje de novios perfecto es importante que tengan en cuenta muchos detalles. Estos consejos te ayudaran a preparar tu luna de miel:

El Presupuesto

Lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de empezar a buscar un destino para disfrutar de un viaje de ensueño es el dinero que tenemos disponible para gastarnos. Si cuentas con un presupuesto ajustado pueden optar por un país con precios inferiores al nuestro. También deben mirar bien que el destino elegido no esté en temporada alta, ya que los billetes de avión pueden encarecer.

Algunos destinos de América y Asia tienen precios más asequibles que algunos países europeos del Norte de Europa, por ejemplo. Europa, también, es un destino caro a la hora de comer, beber e incluso moverte en las grandes ciudades.

Tiempo disponible

Por ley tras la boda se tienen 15 días para irse de luna de miel. Con estos días tienes tiempo suficiente para ir a cualquier país de Asía, Europa, América o África. Si quieres ir a Australia o Nueva Zelanda, aconsejamos que cojan al menos tres semanas de descanso. En dos semanas se puede conocer un país en profundidad o una zona tranquilamente sin prisas. Es importante que tengan en cuenta que se pueden perder 2 o 3 días en el viaje si optan por un destino muy alejado de nuestro país. También se pierde mucho tiempo en desplazamientos si eligen varias zonas de un mismo país. Visitar una ciudad como Nueva York  puede llevar al menos una semana y conocer la ciudad de Venecia os puede llevar un par de días.

Época del año

De junio a octubre alguno destinos como China, Italia o el Caribe suelen estar muy atestados de turistas y los precios se disparan. Si te casas en invierno  recomendamos que cojas las maletas y te vayas al hemisferio sur, preferiblemente a Argentina y Nueva Zelanda, donde disfrutaréis de unas agradables temperaturas.

Si te gustan las zonas tropicales, antes de elegir el destino, tenéis que echar un vistazo a la época de lluvias. De todas formas es importante saber que en lugares como la Riviera Maya, en México, llueve durante unas horas y el resto del día vuelve a salir el sol y se puede disfrutar de la playa o realizar excursiones. En cambio, en muchos países asiáticos, en época de lluvias, muchos ferríes o actividades no se pueden realizar.

Si tienes pensado viajar a Nepal o Tíbet la mejor época para ir a estos magníficos lugares son de octubre a noviembre ya que son los meses más secos del año y las temperaturas son aún agradables. Para ir de safari,  aconsejamos que elijas la época seca, es decir, durante nuestro verano ya que salen con más frecuencia de sus escondites en busca de agua. Los buceadores también tendrán que buscar destinos calurosos y apenas llueva para que haya una buena visibilidad.

Consejos para preparar la luna de miel perfecta

Mejor optar por un destino que no conozcan ninguno de los dos

Si es la primera vez que van a salir de su país, no recomendamos destinos como la India o algunos países africanos. En cambio, si ya recorrieron medio mundo, es una buena ocasión para embarcarse en un crucero por el Mediterráneo, el norte de Europa, el Atlántico o el Caribe.

Tu tipo de viaje

Antes de poneros a buscar destino, pensar lo que prefieren: oferta cultural, destinos playeros para relajarse tomando el sol, zonas naturales… Países como Australia y Costa Rica son destinos ideales para aquellos que buscan naturaleza en estado puro. Maldivas, el sur de Tailandia y Riviera Maya son perfectos para descansar en sus idílicas playas y sumergirse en sus cristalinas aguas donde viven un sinfín de especies marinas. Para viajar a ciudades como Nueva York o cualquier ciudad europea (Roma, París, Londres) tenéis que ir provisto de calzado y ropa cómoda ya que hay muchos atractivos que disfrutar. De junio a septiembre también es un buen momento para visitar el norte de Europa gracias a las agradables temperaturas.

Viajes al extranjero

Si van a salir de Europa, tienen que saber que los tipos de comida varían bastante y que en algunos países asiáticos el calor es insoportable. Dependiendo del destino que finalmente elijan, también tienen que tener en cuenta que las autoridades sanitarias van a recomendar vacunarse de ciertas enfermedades y que ciertas dosis hay que tomarlas con al menos varios meses de antelación. Tendrán que consultar además si van a necesitar visado o cualquier otro documento para entrar al destino elegido. Todos los requisitos de entrada se pueden consultar en la web de Ministerio de Asuntos Exteriores de su país. Hoy en día para entrar a países como Estados Unidos, Australia y Turquía se requiere una autorización de entrada que se debe solicitar on-line a través de sus páginas oficiales.

Recomendaciones para viajes a destinos tropicales

Cualquier viaje a un país tropical puede implicar un riesgo para la salud y es posible que a uno le asalten dudas respecto a temas como enfermedades infecciosas, vacunas y mosquitos.

Con sólo unas fáciles pautas a seguir es posible prevenir cualquiera de estas situaciones, pero recuerda que es recomendable siempre consultar con tu centro sanitario especializado en medicina tropical o un centro de vacunación internacional al menos un mes y medio antes del viaje, ellos te aconsejaran sobre qué vacunas necesitas y te darán recomendaciones específicas de la zona que vas a visitar.

Recomendaciones para viajes a destinos tropicales:

El Sol y las altas temperaturas

Es importante protegerse bien siempre del sol y del calor, sobre todo para evitar deshidrataciones e insolaciones. Procura beber mucho líquido, preferentemente zumos y bebidas enlatadas y si es agua, que sea siempre embotellada y abierta delante de ti.

Los Insectos y picaduras

Hay que recordar que enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla o el paludismo se transmiten a través de picaduras de mosquitos, por lo que es importante seguir los siguientes consejos:

Llevar siempre puesto un repelente de insectos específico para su uso en zonas tropicales, normalmente a base de DEET (dietiltoluamida). Lee bien las instrucciones de uso especialmente a la hora de aplicar a los niños.

Hay que tener en cuenta que los mosquitos pican habitualmente entre el anochecer y el amanecer, así que si sales en ese periodo es mejor que lleves ropa de manga larga, pantalones largos y evitar colores oscuros ya que atraen a los mosquitos

Utiliza mosquiteras impregnadas de permetrina o deltametrina, e insecticidas en la habitación.

La Ropa y el calzado importante

Utiliza ropa cómoda de fibras naturales y calzado cómodo y ventilado para evitar ampollas e infecciones por hongos.
Si lavas la ropa y la secas al aire, procura plancharla con mucho calor, así conseguirás una desinfección completa. Comprueba también ropa, calzado y sábanas ya que puede haber insectos escondidos.

consejos para viajes a destinos tropicales

Primeros auxilios

Antes del viaje, prepara un botiquín con desinfectante, material de cura, antidiarreico y antihistamínico para posibles alergias.

Bebidas y alimentos

Hay que tener mucho cuidado con la comida y la bebida, ya que enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea o la hepatitis A, se transmiten por el agua y los alimentos contaminados.

  • Si comes hortalizas frescas o fruta, deberás pelarlas o mantenerlas al menos media hora en agua tratada con lejía apta para uso alimentario.
  • Si consumes verduras, carnes y pescados, procura que estén suficientemente cocinados y sobretodo no comas moluscos crudos.
  • Ten cuidado con la repostería y los helados, procura no consumir leche ni sus derivados sin pasteurizar. Y ante la duda de consumir algo de lo que no estés seguro, no lo hagas.
  • Bebe únicamente agua y bebidas embotelladas. Evita el hielo si no procede de agua higienizada.

Síndrome clase turista (STC)

Para evitar el Síndrome de la Clase Turista derivado de algún problema circulatorio, en desplazamientos de avión de más de dos horas de duración se recomienda ejercitar las extremidades cada cierto tiempo, así como usar una media o calcetín de compresión normal.

Cuidados especiales

Niños, ancianos, enfermos crónicos y embarazadas son especialmente grupos de riesgo para contraer enfermedades y requieren de un especial cuidado a la hora de realizar este tipo de viajes.
Para más información puedes consultar el Reglamento de Salud Internacional de la Organización Mundial de la Salud.

Consejos para viajar por carretera con la familia

Con la llegada del verano miles de familias se preparan para salir de vacaciones para descansar y divertirse. Una vez elegido el destino el siguiente país es desplazarse hasta él y es en ese momento en el localizamos diferentes situaciones como el transporte del equipaje que nos puede dar más de un dolor de cabeza.

El espacio es lo más preciado en un coche y más cuando hablamos de desplazamientos largos con toda la familia. Por esta razón  queremos hablar de Lodgy, un vehículo que sabe adaptarse a las necesidades de la familia.

Cuando hagas las maletas para viajar por carretera, es bastante posible que te des cuenta de que tienes más cosas que llevar qué espacio para ponerlas. Esto puede ser especialmente difícil cuando se viaja con niños, ya que suelen venir con su propio set de objetos necesarios para un viaje. Si eres de los que suele meter cosas en el equipaje “por si acaso”, estos consejos sobre cómo empaquetar y organizar el equipaje eficientemente en el coche te ayudarán a incluir más cosas con menos dolores de cabeza.

Hacer las maletas y organizar el equipaje para viajar por carretera

Llena las cajas, contenedores, maletas y bolsas al máximo. Dicen que el viaje empieza cuando empiezas a hacer las maletas, por eso o mejor es hacerlas de una forma eficiente. En vez de llevar una mochila para ropa, una bolsa de zapatos y una caja para las cosas de camping, por ejemplo, intenta organizar todo en la menor cantidad de contenedores posibles, para poder ahorrar espacio en el maletero.

Consejos para viajar por carretera con familia

Ten una estrategia de embalaje

Resiste la tentación de cargar el coche al azar, lanzando en cualquier artículo que pase por tus manos. En su lugar, enfoca el proceso de organizar tu maletero como si de un rompecabezas se tratase. Prepara una lista de cosas para llevar y, a continuación, carga el coche de forma metódica, empezando por los elementos de forma regular y de mayor tamaño, que encajen como un juego de Tetris para minimizar la cantidad de espacio entre los bultos.

Una vez los artículos más grandes estén empaquetados y listos en el maletero, repite el proceso para los paquetes de tamaño pequeño y mediano.
Los elementos con formas imposibles de encajar en un Tetris, tales como sillas o portabebés, deben dejarse para el final.

Empaca lo esencial

Si ya has llenado el maletero lo más eficientemente posible y aun así tienes elementos que no han cabido, tendrás que hacer sacrificios.
La primera pregunta que debes hacerte es “¿De verdad necesito todo esto?” Vuelve a evaluar tu lista y decide lo que de verdad necesitas y de lo que se puede prescindir. Intenta dar prioridad a los elementos ordenados por necesidad en relación a tamaño y así podrás elegir más sabiamente.

Una tienda de campaña, por ejemplo, puede requerir una gran cantidad de espacio en el maletero, pero es algo irrenunciable si planeas acampar, por ejemplo. Ten también en cuenta que algunos artículos desechables tales como pañales y alimentos se pueden comprar a medida que se haga necesario.

Considera ampliar tu espacio con un portaequipajes

Cuando el coche está lleno a rebosar y aún hay artículos de primera necesidad que no han sido subidos al coche es el momento de considerar medidas alternativas de transporte de equipajes que amplíen la capacidad del maletero como un remolque o un portaequipajes trasero o en el techo del vehículo.